¿Cómo crear las capacidades para innovar?

https://www.paginasiete.bo/inversion/2018/9/23/como-crear-las-capacidades-para-innovar-194651.html

Si una empresa decide encarar un proceso de certificación ISO, seguramente capacitará a sus empleados en ISO y en lo que conlleva obtener la certificación. Si una empresa financiera decide llevar a otro nivel sus servicios, seguramente pedirá a sus empleados que obtengan una certificación CFA (Certified Financial Analyst), y le asignará recursos de tiempo y económicos en pos de ese objetivo.

En todo proceso que encara una empresa, el obtener las capacidades para hacerlo es vital si se quiere lograr un resultado positivo. Lo propio debe ocurrir cuando encaran procesos de innovación o transformación digital; debería ser un requisito indispensable crear las capacidades necesarias para conseguir un buen resultado. Lo último, no siempre sucede. En la mayoría de los casos, las empresas encaran procesos de innovación o transformación digital sin la preparación de su personal; y eso es una receta para el fracaso.

¿Cuáles son las capacidades que se debe crear para innovar? Primero, es importante que el personal jerárquico de la empresa tenga un entendimiento de que la innovación y la transformación digital requieren de un cambio cultural; por consiguiente, se los y las debe preparar en entender que para lograr la innovación se debe cambiar la manera de operar y el modo de hacer las cosas. Es más fácil decirlo que hacerlo. Las costumbres muchas veces están enraizadas y es difícil cambiarlas.

Para lograr el objetivo, se debe trabajar en la comunicación al interior de la empresa. Se debe trabajar con los líderes de opinión para lograr que sean ellos y ellas quienes difundan la nueva cultura e influenciar al resto del personal. Talleres de innovación con metodologías como “El Sombrero” representan ayuda.

Uno de los aspectos más importantes para innovar y la razón principal por la cual las startups son más innovadoras es desarrollar la capacidad para entender a los clientes. Se tiene que aprender a pensar como los clientes y entender qué es lo que ellos y ellas piden. Para ello, capacitar al personal en metodologías como el DesignThinking es de vital importancia.

Esta metodología tiene como objetivo desarrollar la innovación centrada en las personas, ofreciendo una lente a través de la cual se pueden observar los retos, detectar necesidades y solucionarlas. Es un enfoque que se sirve de la sensibilidad del diseñador y su método de resolución de problemas para satisfacer las necesidades de los clientes de una forma que sea tecnológicamente factible y comercialmente viable. El DesignThinking ayuda a desarrollar productos que el cliente quiere y necesita.

Aprender a desarrollar un producto mínimo viable o MVP por sus siglas en inglés, es igual de importante cuando se encara procesos de innovación. Para este objetivo la metodología Lean Startup es una base que no puede faltar y que se debe inculcar en los equipos de trabajo.

Una empresa que innova no demora en la toma de decisiones y utiliza la metodología Scrum para regular un conjunto de buenas prácticas en un trabajo colaborativo y obtiene el mejor resultado posible de un proyecto en un tiempo abreviado.

Hay otras metodologías que ayudan a un proceso de innovación y transformación digital. Las mencionadas son las más importantes, pero no son las únicas. Cualquier proceso requiere de la creación de las capacidades. Es ideal no cometer el error de encarar un proceso de innovación sin la preparación. La innovación ya no es una opción, sino una obligación, la preparación para encarar un proceso de innovación no es una opción, es una obligación de toda empresa.

Mauricio Dulon

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *